jueves, 26 de diciembre de 2013

Sistema sima GESM - Sima de la Luz, -1.021 m.


En junio de 2013, tuve la suerte de participar en una incursión a esta gran sima. En aquella ocasión acompañé a mis amigos Carlos, Bernat, Chus, Nando y Moi, con el proyecto 17 picos, 17 simas.

Fue una actividad impresionante, y por suerte, conocí al jefe del "tinglao", Manu.

El Interclub Sierra de la Nieves está trabajando muy duramente en esta sima, y creedme cuando os digo que el nivel espeleológico de sus componentes, así como sus instalaciones de progresión, vivacs, topografía, logística...son de altísimo nivel.

No me imaginaba tan pronto volver al Gigante del Sur.

No me malinterpretéis, la sima es una pasada, hay pozos grandes, preciosas galerías, cursos activos, meandros, galería fósiles, grandes gours, y una pasada de metros de cuerda.

Pero con todas las cavidades que hay en España y en el mundo, y con todos los objetivos que me voy marcando con mis coleguillas y, al mismo tiempo amigos...os preguntaréis, ¿Nando, porqué repites la misma actividad unos meses después?

Pues bien, hay dos motivos por los cuales he vuelto a Gesm.

1- Por mis colegas, Dani y Domi. Que estaban, entre ilusionados y muy pesados con ir a Gesm.
(por desgracia, Domi, no pudo venir. No te miento si te digo, que estuviste muy prensente durante los 3 días de actividad).

2- El virus conocido como "the exploring virus" nos ha llegado muy adentro.
Esto pasa cuando, la parte puramente deportiva deja paso, a la parte de expedición, exploración de zonas nuevas, aventuras, topografías, trabajo en equipo...


Ante estos argumentos de gran peso, no tuve más remedio, que poner en marcha la organización de la expedición.


5 de diciembre de 2013.

Finalmente, los componentes del equipo seríamos, Dani, Pedro, Vicente, Mota, Raúl, Cantero y un servidor, y de 2 miembros del Interclub, Mochilo y Raul.

Y digo finalmente, porque, del equipo inicial al final, solo éramos Dani, Vicente y yo. Cosas de la vida, del trabajo y del amor.

Por suerte, levantando el teléfono, arreglamos la cosa.

Partimos desde Valencia, Dani, Vicente y yo en un coche, mientras que Mota, Raul y Cantero iban en otro. Pasamos por Manzanares, donde recogimos a Pedrito.


Rumbo a Ronda, donde quedamos con Manu, para cenar y nos diera material para la expedición.


Dormimos en el Albergue Pangea, de Ronda. Un albergue muy cómodo y nuevo.

6 diciembre de 2013.

Quedamos a las 8.30 con Mochilo y Raúl (muy buena gente) en la Venta el Navasillo.


Un buen almuerzo, algunos de nosotros se tomó más de un bocadillo y salimos a organizar comida, material, etc.


De derecha a izquierda, Dani, Mochilo, Vicente, Cantero, Raul, Raul Boix, Mota, Pedrito y yo.

Subimos en coche hasta el "parking" y allí, empezamos la aproximación a la cavidad.


Nos equipamos y a andar se ha dicho.










ORDEN DEL DÍA Y TRABAJOS A REALIZAR.

Nos divideremos en 3 equipos.

Equipo 1. Raúl y Cantero. Irán directamente al pozo de Paco de la Torre, para reinstalar la entrada y sacarla del agua. De paso revisarán dicha instalación para verificar que está ok.

Equipo 2. Mochilo, Mota y Raúl Boix. Al pasar por el vivac de -500, harán trabajos de reconstrucción y de ejercerán de "costureros".

Equipo 3. Dani, Vicente, Pedrito y yo, entraremos con 200 metros de cuerda nueva, e iremos cambiando las cuerdas que estén tocadas.


Equipo 3 a la entrada de la sima.


Pedrito más feliz que una lombriz, en el pozo de entrada. P8.

Una vez allí, resolvemos el paso de la gatera puta. A mí, como no me gusta sufrir en las zonas estrechas, me quito los aparatos y paso fácil.


Vicente entrando en la gatera puta, entraron pies por delante. Cada uno se mueve a su manera.


    Pedrito con cara de loco.                                      Dani, cambiando las cuerdas tocadas.


 Pasamanos de acceso al Gran Pozo 115m.

Cuerda que cambiamos, P15, Pasamanos de acceso al P115, y varias de las tiradas del P115, y el P12 de precede al P6.

Una vez en el cauce, me doy cuenta que va mucho más cargado de agua de lo que yo recordaba. Nos vamos a mojar de lo lindo.

La cuerda que íbamos sustituyendo la íbamos cortando y recogiendo, de manera que, a la salida, la sacaríamos toda.


Rápidamente, y con menos peso, que a la entrada, no situamos en vivac -300.

A partir de aquí, encontramos un P52 y un P40, pozo de la Vía Lateral, y una sucesión de pequeños pozos, hasta llegar hasta el vicac -500, donde nos encontraremos con el equipo 2, Mochilo, Mota y Boix.


Gran trabajo del equipo 2.






Gran trabajo con el vivac 500. Le hacía falta una remodelación ;)

Nosotros, el equipo 1, comimos algo rápido y proseguimos con la bajada. Equipo 2 se quedó a terminar su trabajo.



     
     

 Cabecera del Pozo P51.

Llegamos a la repisa del pozo de Paco de la Torre muy empapados.

El equipo 1, con Raúl y Cantero, todavía no había acabado con sus tareas. Un pasamanos alejaba del agua el primer rappel hasta el pasamanos de la gran repisa. Todo un acierto.



Suerte que nosotros, equipo 3, llevábamos para hacer un vivac y con un gel, se estaba muy confortable.


 Pasamanos para evitar el agua en el pozo de Paco de la Torre.


Una vez bajamos el Paco de la Torre, llegamos a la Gran vía, y en unos 45 minutos llegamos al vivac -750 m.

La sonda aún está, menos mal.


Mientras unos se ponen a hacer la cena, Raul, Vicent, Cantero y yo nos prestamos a ir a recoger agua, puesto que la bomba, no tiene suficiente fuerza para subir agua hasta el vivac.




Recogiendo agua del sifón.

Y a la vuelta, nuestros cocineros están al lío.



























No tiene muy buena pinta, pero nos lo comimos a muerte!! jajaja

Después de la gran cena, pronto a dormir, y hasta mañana, ha sido un buen día y hemos sacado la faena que teníamos.

diciembre de 2013.

Entre humo de tabaco y no tan tabaco un despertador cabrón andaluz y ronquidos de sonidos más variados y sincronizados, la ronda de levantarse fue entre las 07.00 y las 10.00.



Buenos días Mochilo y Raul.

Y a desayunar, el día viene cargadito, pero no tenemos prisa. Hasta que no salga el sol no salimos del vivac, pensamos algunos.







ORDEN DEL DÍA Y TRABAJOS A REALIZAR.

En un primer momento habrá 2 equipos.

Equipo 1. Raul y Mochilo, irán a la vía KUKISHA, para explorar. Es una vía que se toma bajando hacia el lago ERE, pasado la Tronera.

Equipo2. El resto. Bajaremos al lago ERE.

Una vez subamos de cota máxima, dividiremos el equipo 2 en dos partes.

Equipo 2.1. Pedrito, Dani y yo, cogeremos la vía KUKISHA para topografiar la zona.
Equipo 2.2. Cambiarán una cuerdas tocadas, cambiarán 2 fraccionamiento que están colocados con un dynema deteriorado, e instalarán un pasamanos, nada más bajado del vivac en dirección al lago ERE.


La bajada hacia el Lago ERE, va según lo normal.

El camino es evidente, y yo lo tengo claro. Voy todo el tiempo delante, seguido de Cantero y Boix...

En el momento de entrar en el P80, pozo del Infierno, cedo el paso a Cantero, sé que a él le gustan los pozos, y disfrutará de la sensación de ir primero.

En pocos minutos estamos en el lago.


Pedrito en P10 pasada la Tronera.


En sala de los Gours.


Todos en lago ERE -996 m.

Aquí todos nos queremos, "retratar".


Dani y yo con nuestra nueva imagen.


Y ahora con Pedrito, persona de los más divertido y algo loco.

Una vez, todos fotografiados, es el momento de subir.

Subo yo primero seguido de Dani y Pedro, y el resto.

Nosotros tenemos una tarea que realizar y allá vamos.

Buscamos un punto de referencia para empezar la topo.


Pedrito era el artista dibujante, mientras que Dani y yo, íbamos estableciendo estaciones para tomar medidas y cantarlas al viento.






Cuando llevábamos unas 25 estaciones, pudimos vocearnos con los andaluces.

Había desobstruido un paso y habían llegado a un pozo de unos 20 metros de diámetro con una profundidad hasta una repisa de 23.43 m, y con otro pozo que daba a un meandro de 18.90 m.

Desde la cabecera del pozo a 17.02 m había una ventana que se quedó por revisar.

Pues bien, Raúl y Mochilo se había quedado sin cuerda, y nosotros le pasamos más cuerda para poder cotinuar.

Nos reunimos todos en la base del pozo y Mochilo y Raul, echaron un vistazo al siguiente pozo y revisando el meando. El meandro es impenetrable.

Habrá que revisar la ventana existente.

Después de todo esto, volvimos al vivac -700.

Allí cogimos los bártulos y, Dani, Pedrito, Raul y yo, decidimos subir a hacer noche al vivac 500.
De esta forma, al día siguiente, con la salida, no seríamos tantos y la salida sería más rápida.

Llegamos al vivac 500, unos fideutios y a dormir, lo que se pueda, porque el vivac es de 3, jajaja.
El único que durmió es Raul Boix. Nosotros tres, nos conformamos en pegar alguna cabezadita, siempre atento de los ronquidos de nuestro amigo de Morella.

Dany y Pedrito se portaron como unos campeones, durmiendo con una saco de seda de -30ºC confort. jaja

diciembre de 2013.

Nos levantamos a las 8.00 y nos zampamos un buen desayuno que poco tenía que ver con café y tostadas.

Recogimos basura y cuerda del vivac 500 y nos pusimos en marcha y poco a poco tiramos para arriba.

La salida fue según lo planeado, y a partir de -300, empezamos a recoger las cuerdas que habíamos dejado a nuestra entrada.

Al final resultó que sacamos un "huevo" de cosas.

Gatera puta...y a la salida. Soplaba a tope, y nos encontramos algunas estalactitas de hielo.




Uno que pasaba sin "gayumbos" jaja.




A la vuelta hacia el coche, muchas zonas nevadas.


Y aquí para que no digan que no subimos "bazura".






Claro ejemplo de homo espeleolokus, al estar 3 días sin luz del sol.



Ya sólo quedaba volver a la venta del Navasillo, tomar un algo y volver a casa. Todavía nos quedaba un largo camino.

Una actividad genial con gente, todavía má genial.

Me quito el casco, chapeau!!

Nando Piera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada